Home Viajes Teruel

Teruel

por Sr. Pirulo

Hace años sacaron una campaña promocional de la provincia de Teruel que venía a decir algo así como que «Teruel Existe».

Jamás olvidé aquella campaña promocional y jamás nunca más volví a oír hablar de Teruel, llegándome incluso a platear, si realmente Teruel existía o era aquello otra manipulación mediática.

Estando en estas cavilaciones, la pasada Semana Santa, decidí salir de dudas y descubrir si realmente aquello era real o no.

Hoy puedo gritar, con la fuerza que da la verdad, a los cuatro vientos que sí, que Teruel sí existe. Una ciudad coqueta, muy mudéjar, con una fuerte carga histórica, pero sobre todo pasional.

La mañana del Viernes Santo nos recibió con los estruendos de la rompida. Innumerables tambores sonaban al unisono tocados por niños y mayores, por hombres y mujeres. Creí sentir que mi corazón se acompasaba a aquel ritmo ensordecedor.

Luego Teruel decidió, más que dejar que la descubriésemos,  mostrarse. Así fuimos acercándonos a su plaza del torico, a su catedral, a las torres mudéjares y por supuesto al Mausoleo de los Amantes de Teruel.

Fue entonces cuando entendí aquella campaña comercial.

La duda sobre la existencia o no de Teruel es la misma que hay sobre la existencia o no del amor verdadero.

Ahí están los Amantes de Teruel para recordarnos que el Amor, a pesar de ser una locura, existe. Nos lo recuerdan en Teruel, ciudad de la pasión, ciudad del Amor.

¿Existe el Amor? Sí, existe Teruel.

Artículos Relacionados:

Deja un comentario

Este blog utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Asumiremos que estas de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo deseas. Acepto Leer más

Política de Privacidad & Cookies