Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Publicado el 24 Ene, 2015 el Viajes | 1 comentario

Paisajes que no parecen lo que son.

Paisajes que no parecen lo que son.

Por muchas veces que vayamos a un lugar, cuando ha recibido una nevada nunca nos parecerá el mismo. Ya sea en un medio natural o en una urbe el efecto es el mismo, no reconoceremos aquel lugar que nos ha sido tan familiar.

¿Y que tendrá la nieve que todo lo cambia? ¿Por qué nos atrae tanto la nieve?

Siempre que veo un paisaje blanco me hago estas preguntas y nunca encuentro respuestas mientras miro embobado las caprichosas formas que nos regala la naturaleza.

Hoy he vuelto a subir al Pico Simancón en la Sierra de Grazalema y estaba cubierto por un espeso manto de nieve. No es habitual que por esas latitudes la nieve permanezca tantos días después de una nevada pero parece que el frío invierno ha querido este año “veranear” en el sur.

Visitar los Pueblos Blancos de la  Provincia de Cádiz y no adentrarse por sus senderos es como ir a la playa y no bañarse.

Descubre y sonríe.

1 Comentario

  1. David,
    ¡Gracias por compartir tu vivencia y este bellísimo paisaje!
    Tienes toda la razón… El blanco de la nieve parece mágico… Y lo llena todo de una energía risueña muy positiva…
    A ti que tanto te gusta Nueva York, te impresionaría verla toda cubierta de blanco. ¡Central Park parece mágico!
    ¡Mucha suerte con este blog de experiencias y reflexiones que inicias!
    Lo seguiré de cerca…

Publicar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *