Home Mi Mundo Motero.

Motero.

por Sr. Pirulo

¿Qué por qué me gusta montar en moto?

Es sencillo y a la vez complejo. Montar en moto es asumir riesgos, es pasar frio y calor, es pelear con el viento y la lluvia, es físicamente agotador y sin embargo no puedo dejar de hacerlo.

Porque cuando monto en moto soy libre, y no me refiero al topicazo de que soy libre porque melena al viento devoro kilómetros. Dejemos las mariconadas a parte.

Soy libre porque de repente, mientras veo pasar paisajes, todas las piezas de mi vida parecen encajar sin dificultad, porque detrás de ese casco y ese mono de cuero soy yo mismo, sin filtros ni caretas, y entonces puedo ser sincero conmigo mismo. Cuando monto en moto el viento parece llevarse todos los malos pensamientos que enturbian mi día a día y entonces mi mente es capaz de estar en paz y ser feliz. Montando en moto los kilómetros son mi terapia y tras cada curva aparece un reto que voy a ser capaz de lograr. Cada día que he salido de ruta en mi moto he vuelto mejor persona porque se ha parado el reloj del tiempo y me he podido dedicar unas horas para pensar en mi. Soy capaz de recordar momentos vividos encima de mi moto y los pensamientos que me acompañaron y lo que me encontré al final del trayecto.

Montar en moto es algo más que una maquina y un hombre, montar en moto es algo más que un vehículo para desplazarse, montar en moto es algo más que un juguete de gente mayor. Montar en moto no es solo una pasión, montar en moto es una forma de entender la vida y de entenderte a ti.

Todo motero le pone un nombre a su moto porque habla con ella, es su confidente.

Mi moto se llama María Isabel, os la presento.

Artículos Relacionados:

Deja un comentario

Este blog utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Asumiremos que estas de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo deseas. Acepto Leer más

Política de Privacidad & Cookies