Home Mundo Malta y La Valeta

Malta y La Valeta

por Sr. Pirulo
Esta es la vista más bonita de la capital de Malta.

Aquel viaje a Malta fue una huida. Lo reconozco. Necesitaba salir corriendo, alejarme de mi casa, de mi país. Quería viajar solo, encontrarme, despertar mis sentidos y dejar que pasaran los días para poder tacharlos del calendario.

Aquel 1 de Diciembre de 2018 tuve uno de los peores vuelos que recuerdo, o que recuerdan la gente que viajaba en el avión, porque yo los trayectos aéreos los duermo prácticamente enteros. Hubo muchas vueltas alrededor al aeropuerto esperando una ventana de buen tiempo que permitiera el aterrizaje. Al final nos desviaron a Sicilia para repostar y vuelta al aeropuerto de Malta, ya con buen tiempo.

Al bajarme del autobus que hacía el trayecto aeropuerto-Sliema conocí a dos chicas de Valencia que buscaban el mismo hotel que yo, Europa Hotel. Un trato espectacular en el que el idioma no es un problema porque las dos chicas de recepción son españolas. El precio es muy apropiado para la calidad y la ubicación del hotel.

Sara y Lorena, en cuanto encontramos nuestro alojamiento y sin muchas presentaciones me propusieron ir a cenar juntos. Yo me apunto a todo. ¡Siempre!

Al cabo de una hora nos citamos en la recepción del hotel y caminando por el paseo marítimo en busca de algún lugar donde cenar, nos encontramos con otras dos chicas Valencianas, Tati y Marián,  que Sara y Lorena había conocido en el bus del aeropuerto.

Yo iba solo y ahora éramos cinco. Cosas de los viajes.

Con ellas pasé cuatro días recorriendo la isla de Malta y de Gozo. Cuatro locas y un cuerdo en busca de los secretos de este pequeño país.

Al día siguiente decidimos visitar La Valeta, capital de Malta. Cruzamos desde Sliema en Ferry para disfrutar las vista de la ciudad desde la bahía. El precio de transporte público en Malta para dos horas es de 1.5 € en temporada baja y de 2 € en temporada alta.

Llegamos a La Valeta sin planes. Sin rumbo fijo. Dejándonos llevar. Habíamos conectado este improvisado grupo y dejamos que las cosas fluyeran. Adquirimos la Malta Pass por las ventajas y la comodidad que esto suponía y comenzamos a visitar lugares de interés.

Museos Arqueológico, Palacio del Gran Maestre, Fuerte San Telmo y al caer la tarde Las Tres Ciudades.

Mis compañeras de viaje, tenían prisa. Querían en los pocos días de sus estancia en Malta ver lo máximo posible. Yo aún estaría más de una semana. No me importaba ir rápido porque la compañía era muy agradable y muy, muy divertida. Ya volvería yo solo a los lugares que más me hubieran gustado.

Al final, lo que más recuerdas de los viajes es a la Gente que Conoces.

Gooooooo

Artículos Relacionados:

Deja un comentario

Este blog utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Asumiremos que estas de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo deseas. Acepto Leer más

Política de Privacidad & Cookies