Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Publicado el 22 Feb, 2016 el Viajes | 0 comentarios

Grazalema

Grazalema

Una cosa lleva a la otra.

Visitar la Sierra de Grazalema, implica obligatoriamente hacer una parada en el pueblo que le da nombre.

Grazalema es el pueblo más hermoso y especial que yo haya visitado. El pueblo en sí no dispone de una amplia oferta de actividades para los visitantes, ni aparentemente se diferencia mucho de otros pueblos blancos de la geografía andaluza. Sus gentes son tan amables como en cualquier otro lugar del sur de España, y su gastronomía es la misma, salvo ligeras excepciones, que podemos encontrar en otras localidades dentro de la Ruta de los Pueblos Blancos.

¿Y qué hace, entonces, tan especial este lugar?

Pues nada y precisamente todo. Aunque parece un pueblo turístico, no lo es. Este lugar está aún en estado puro, permanece virgen e inalterado a pesar de las avalanchas de visitantes que es capaz de soportar. He pasado y paso mucho tiempo en Grazalema y aún tengo la sensación de que los oriundos me miran como si pasara por delante de un escaparate, su escaparate.

 

DCIM102GOPRO

Hay sitios en el mudo, y este es uno de ellos, que no necesitan nada especial para serlo. Aquí hay que venir, y ya de paso poner los cinco sentidos a disposición de vuestro cuerpo y dejaros llevar por su bellos paisajes, sus bosques de pinsapos, sus incontables senderos, sus calles empinadas sacadas de otra época, sus iglesias llenas de historia, su artesanía de lanas y por supuesto, su gastronomía.

Una cosa… El agua en Grazalema, en cualquiera de sus estados, forma constantemente parte del paisaje.

Este fin de semana anuncian nieve. Un buen momento para ir/venir a Grazalema.

Sigo…

Publicar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *