Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Publicado el 17 Jun, 2016 el De la vida... | 0 comentarios

Unistall dreams

Unistall dreams

Los sueños se instalan en nuestro cerebro justo cuando nuestro cuerpo está en constante ebullición, en la adolescencia. Ese es el momento en el que pensamos, y yo el primero, que todo es posible, que todo lo que seamos capaces de imaginar seremos capaces de llevarlo a la práctica.

Soñamos con hacernos mayores y trabajar de lo que nos apasiona, de casarnos con una chica de revista y celebrar una boda de cuentos. Soñamos y soñamos y soñamos y luego simplemente… dejamos de soñar.
Es como si al llegar a lo que muchos llaman “madurez”, esos sueños se desintalasen de nuestro disco duro para siempre.
Seguimos creciendo, haciéndonos mayores, y prácticamente no somos capaces de recordar aquellos sueños.
Este no es mi caso. Yo siempre he soñado con recorrer el mundo, y lo voy a hacer. Mi primer pensamiento de la mañana, el que me empuja a sacar el día hacía adelante, mi motivación para ir a trabajar, mi forma de conciliar el sueño es soñar con esos viajes, todo mi ser están preparándose 24 horas al día hasta que llegue ese momento.
¿Cómo lo voy a cumplir?
No tengo ni idea. Ya he conseguido dejar mi vida “normal” de ahora para conocer un cachito de mundo durante 5 meses, pero esto ha sido solo el principio.
Soñar, soñar y seguir soñado. En mi mundo, en el mundo de Pirulo220, los sueños se cumplen. ¿Y en el tuyo?

Publicar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *