Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Publicado el 23 Ene, 2015 el De la vida..., Viajes | 0 comentarios

Cerrar la puerta.

Cerrar la puerta.

Toda aventura comienza al cerrar la puerta de tu casa. Da igual a donde vayas, si ya conoces o no el sitio tampoco importa, porque una vez que sales a la calle cualquier cosa puede pasar.

He visitado varias veces algunos lugares y siempre que he vuelto me han parecido diferentes. Una veces por la compañía, otras por los juegos de luces de las caprichosas estaciones del año, otras por mi estado de animo y porque no decirlo, otras porque disponía de más o menos dinero en ese momento.

Solo cierra la puerta y sal a la calle. No busques nada. No te impongas nada. No fuerces las cosas, solamente déjate llevar, vive el camino y sonríe porque ha comenzado tu aventura.

Publicar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *