Home Mi Mundo Abrir los sentidos.

Abrir los sentidos.

por Sr. Pirulo

Y es que nos empeñamos en visitar lo hipervisitado, lo que todo el mundo va a ver. Si viajas a Roma y no tiras la monedita en la Fontana de Trevi o recorriendo Londres no vas de tiendas por Camden Town es como si no hubieras estado en esas ciudades. ¿Cuántas personas conocéis que sino visitan todo lo propuesto en la pesada guía de viajes no se quedan tranquilos? Yo conozco a más de una y más de uno.

Y sin embargo, llega un momento durante cualquier viaje, excursión o simple paseo dominguero que la naturaleza nos pone en nuestro sitio y nos hace parar y respirar hondo contemplando un atardecer, escuchando el canto de un pájaro, oliendo rosas y jazmines o mirando en el cielo una nube que simplemente nos ha hecho gracia.

Nunca me acuerdo si el David de Miguel Angel Bounarroti está en los Museos Vaticanos, en el Louver, en el Uffizi o en otro lugar, pero nunca olvidaré las vistas de la Toscana desde una torre de San Gimignano.

Con esto no quiero decir que no se deba visitar los lugares más famosos de cada país o ciudad, precisamente son famosos por que tienen algo especial, sino que no debemos obsesionarnos con las guías de viajes y que de vez en cuando hay que salir de los circuitos, salir de las ciudades, adentrarse en las playas, campos y montañas para observar la gran obra de la naturaleza.

Un sendero, la ladera de una montaña, sentarse en una roca, el sol que se va poniendo y comienza un juego de colores, hace fresco y alguien te abraza, el canto de un pájaro en la distancia, se hace de noche y aparecen los luceros en el cielo…

Sigo…

Artículos Relacionados:

Deja un comentario

Este blog utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Asumiremos que estas de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo deseas. Acepto Leer más

Política de Privacidad & Cookies